La espirulina

En muchos países la espirulina es usada para la alimentación humana, debido principalmente a su alto contenido proteico (aproximadamente un 60-70% de su peso seco) y a un tipo especial de lípido, el ácido gammalinolénico (GLA) (Ciferri y Tiboni, 1985; Henrikson, 1989), que hacen de la espirulina un alimento de alto valor añadido.

Esta cianobacteria contiene además varios pigmentos como la ficocianina (20%, pigmento azul soluble en agua), clorofila a, y otros como mixoxantofila y zeaxantina. Presenta un contenido relativamente alto de vitaminas (e.g., provitaminas A, principalmente β caroteno, vitamina C, vitamina E), minerales (hierro, calcio, cromo, cobre, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc) y posee 21 de los 23 aminoácidos, donde 8 son de tipo esencial, destacándose el triptófano y la fenilalanina.

…Y todo ello respetando al máximo el medio ambiente.

Su alto valor nutricional y los bioproductos derivados de su procesamiento permiten que la espirulina pueda utilizarse en una amplia gama de aplicaciones industriales del sector nutracéutico, farmacéutico, alimentación animal (piensos), cosmética,  fertilizantes y biocombustibles.

¿Preguntas?

belen
Belén Domínguez
CEO
image1
Esperanza Gómez
image2
Joaquín Cámara