Sobre Algayield

Misión, visión y valores

Producir microalgas en la Axarquía de Málaga en un entorno natural y sostenible.

La introducción de microalgas en productos alimenticios está despertando el interés de cada vez más personas y entidades, que comienzan a disfrutar de los beneficios de su uso y consumo. Se están desarrollando cada vez más proyectos de investigación orientados a estudiar sus efectos beneficiosos en la salud y aplicaciones naturales dirigidas a su incorporación en gran variedad productos alimenticios.

De entre todas las microalgas empleadas en el campo de la cosmética, las más utilizadas en la actualidad son las especies de Spirulina maxima, Spirulina platensis y los géneros Dunaliella y Chlorella  que contienen una amplia gama de proteínas y vitaminas, A, B, C y E así como hierro y otros minerales que aportan acción hidratante, limpiadora, tonificante, antienvejecimiento y antioxidante. Su dosificación en el cosmético puede ser en forma de geles, emulsiones y cremas.

El cultivo de microalgas permite la obtención de diversos productos para fines energéticos. Buena parte de los procesos y de las especies de algas usadas son horizontes cercanos para la industria, y ya se puede afirmar que se está trabajando en la obtención de biodiesel, bioetanol, biomasa y biopetróleo a partir de microalgas.

Microalgas y cianobacterias son un grupo de microorganismos muy ricos en numerosos compuestos químicos idóneos para múltiples aplicaciones y, por lo tanto, con un uso potencial muy beneficioso para la salud. La presencia de metabolitos secundarios en las microalgas, como los ácidos grasos poliinsaturados, esteroles, proteínas y enzimas, vitaminas y pigmentos ejercen una amplia gama de actividades biológicas de mucha utilidad en áreas como la nutrición humana y animal, la terapéutica y la profilaxis.

La elevada tasa de producción de metabolitos con alto porcentaje de nitrógeno, fósforo y minerales, hacen de las microalgas una opción cada vez más relevante en la agricultura. El uso de las microalgas ofrece resultados mucho más rápidos y potentes que otras sustancias tradicionales utilizadas, y también proporciona la ventaja de obtener un mayor rendimiento productivo, que a la postre tampoco perjudica a la planta y el fruto, y todo ello sin generar ningún residuo a lo largo del proceso.